Fin de nuestro viaje en la ciudad inteligente de Copenhague

Conductor de barco turístico
Conductor de barco turístico

Nuestro viaje llega a su fin. Han sido diez días de aventura y de ardua investigación en búsqueda del origen de la felicidad y de nuestros rincones felices. Los Fodor hemos tenido que recorrer la ciudad de Copenhague en bicicleta en busca de esos maravillosos lugares que hacen de Copenhague una ciudad distinta. Hemos intentado dejar huella en todas aquellas personas que hemos ido conociendo en el camino. La felicidad de cada uno de los integrantes es sumamente perceptible.
Los ciudadanos son muy respetuosos con todo el entorno que les rodea. Siempre dispuestos a ayudar, nos aconsejaron muy bien cada uno de los sitios que visitar. La disposición de las personas entrevistadas ha sido máxima. A pesar de que julio es un mes vacacional, hemos encontrado profesionales dispuestos a ayudarnos y a contarnos sus diferentes puntos de vista acerca de los temas que se incluirán en nuestra revista digital Sukha. Hemos aprendido mucho acerca de política en un país donde la corrupción tiene el índice más bajo del mundo. También acerca de educación, gratuita para todos. Un país con impuestos elevados, pero que ayudan a mejorar el estado de bienestar, ya que toda la recaudación vuelve en forma de ayudas. Sanidad y educación gratuita, subsidio del estado para la educación, jubilación óptima, ayudas económicas a los padres de familia son sólo unos de los tantos beneficios. El estado intento disminuir dichas tasas en 2007 y la réplica de los ciudadanos fue absoluta. Si se bajarán los impuestos el estado de bienestar empeoraría, razón por la que no hubo pacto.

Día soleado en Copenhague
Día soleado en Copenhague

Y finalmente la vida en comunidad de cada uno de los rincones que visitamos. Zonas urbanas creadas para que los ciudadanos disfruten de su bienestar. Parques, fábricas obsoletas reutilizadas, cementerios que sirven para punto de encuentro y donde se juntan las familias o amigos para hacer picnics y 400km de vías para bicicleta hacen de Copenhague uno de los destinos con uno de los mejores planes de movilidad del mundo. Es impensable no alquilar una bicicleta cuando se visita esta ciudad. “En 1892, se comenzó a construir en la calle Esplanaden de Copenhague la primera ciclovía del país y que desde su inauguración en 1896, es considerada una de las primeras vías del mundo exclusiva para ciclistas“.

Ciclista en Nørrebro
Ciclista en Nørrebro

Las vías están tan bien adaptadas que inspira confianza incluso a los que no utilizan o utilizan poco este medio de transporte. La puntualidad es uno de sus puntos fuertes. No llegamos tarde a casi ninguna de nuestras citas. En metro o bus seguramente hubieran sido otros los resultados, además de que nuestras carteras habrían sufrido mucho más el elevado precio del transporte público.
Hemos visitado también los lugares turísticos, muy frecuentados por los locales, para observar el contraste que existe entre locales y extranjeros. El más visitado quizás es la Sirenita en el puerto, lleno de autocares. Seguido de la calle de compras Frederiksberggade y el puerto de Nyhavn. Los lugares que más nos llamaron la atención fueron la ciudad libre de Christiania, los jardines del rey, las piscinas de agua natural de Brygge Islands o la isla de papel mas conocida como PapirØen una fábrica industrial reutilizada en forma de mercado de streetfood o comida callejera y sillas reclinables a pie de puerto donde se puede disfrutar de un hermoso atardecer. Sitios altamente aconsejables para su visita.

Puerto de Nyhavn
Puerto de Nyhavn

Copenhague nos ha hecho crecer como profesionales pero sobretodo como personas. El estilo de vida es envidiable. Pero lo más importante es que hemos aprendido a trabajar en equipo. Los Fodor incluso aprendieron a bailar salsa, a viajar juntos y a cocinar y comer unidos como una familia, de la que nos sentimos muy orgullosos y damos gracias por pertenecer a ella. Viajando con los Fodor es Top, es muy TOP.

Si quieres conocer más sobre Copenhague visita nuestra revista digital Sukha

Saludos Fodorianos

Fotografías: Alfredo Arce

Anuncios