Tras la magia de la fuente de Montjuic

Vistas desde la terraza de la torre de control

El paisaje visible de una ciudad es fácilmente fotografiable. Sin embargo, no todos conocen lo que tiene lugar bajo nuestros pies. Una ciudad paralela a Barcelonasubterránea y que esconde la clave de los engranajes de la vida cotidiana.
La magia no existe, pero a veces, los viajes conllevan momentos mágicos que quedan grabados en la retina para siempre. Ver el espectáculo de la Fuente Mágica de Montjuic puede ser uno de esos instantes, tanto para turistas como para autóctonos.
Estos últimos son los que han hecho posible una visita diferente a la fuente más emblemática de Barcelona. A través del IRIS (Sistema de Incidencias, Reclamaciones y Sugerencias del Ayuntamiento de la ciudad), se conoció el interés de la población por conocer el funcionamiento interno de la fuente que engalana la Avenida Reina María Cristina. Fue así como surgió hace unos años el programa medioambiental ¿Cómo funciona Barcelona?, impulsado por el Área de Medio Ambiente y Servicios Urbanos del consistorio. A través de la Fábrica del Sol, entidad pública gestionada por una empresa privada, los ciudadanos pueden visitar los engranajes mágicos de música, luz y color de las fuentes, una actividad enmarcada en “El ciclo del agua”, una de las rutas que se llevan a cabo.

Según Pilar Gonzalo, responsable de Comunicación y Dirección de Planificación e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, el objetivo de estas acciones es “hacer más transparente la gestión del agua” y “concienciar a la ciudadanía para conseguir una ciudad más sostenible”. Lo que en principio comenzó como una actividad dirigida a escolares, está recibiendo cada vez más demanda de ciudadanos de Barcelona de toda índole, interesados en descubrir los secretos del funcionamiento y la historia.

“El espectáculo de luces que está ofreciendo Barcelona en su Exposición, sobrepasa a lo maravilloso. Ha devenido algo así como leyenda… La gente en Barcelona se siente aturdida ante tal magnificencia y no acierta a comprender que aquello sea obra de un hombre”.  Luis Beltran i Pijoán a El Día; La Plata, Argentina, 7 de noviembre de 1929

Se han ido introduciendo modernidades tecnológicas para actualizarla, hasta el punto de pasar de 40 operarios a los mandos en 1929 a 3 trabajadores electromecánicos y un empleado encargado del control en la actualidad

Buïgas, el mago de Montjuic
El origen de esta obra de ingeniería asombrosa reside en la Exposición de 1929, a partir de la cual se trajo la electricidad a las calles de Barcelona. El ingeniero Carles Buïgas fue el artífice de las famosas fuentes. Su idea era recrear la bajada del agua de la montaña de Montjuic a la ciudad. Para ello hizo construir una serie de cascadas artificiales que iban desde el actual museo Mnac, pasando por la avenida hasta la Plaza España. Según datos oficiales, la fuente es visitada por dos millones y medio de personas al año.

“La construcción de esta maravilla se hizo en un año y contó con casi 3.000 personas trabajando en unas condiciones duras y viviendo, prácticamente, día y noche en las instalaciones”, añade Pilar. En aquel momento, fue considerada una obra muy rompedora que hoy en día sigue asombrando a visitantes y locales. A su vez, con el paso de los años, las instalaciones han sufrido modificaciones. En los años 50, se restauraron los daños de la Guerra Civil, más tarde en los 70, se introdujo un novedoso sistema hidráulico y se incluyó la música, que junto a las luces es hoy uno de los mayores atractivos. En 1993, tras los Juegos Olímpicos, las autoridades decidieron pararla un año entero por su deterioro. Al año siguiente se reinició y entre 1997 y 1998 se realizaron trabajos de reparación para restaurarla. El último cambio se hizo en 2011, introduciendo un sistema 3D que permitió ver el espectáculo sin poner en marcha la fuente.

Prisma responsable de los colores del agua

Prismas y vistas privilegiadas
Joan Valero, tiene 55 años y trabaja desde hace 4 dentro de las instalaciones. Su día a día en las entrañas mágicas está lleno de aventuras. “En total somos tres compañeros, un soldador, un electricista y un mecánico y nos encargamos de toda la parte electromecánica y de mantenimiento: desde pintar las máquinas y cambiar las bombillas hasta poner en marcha los prismas de colores”, explica Juan, quien considera que la apertura al público ayuda para mostrar su trabajo. “Hay gente que se asusta cuando les enseñas el movimiento de los prismas que proyectan los colores.  Sobretodo, se sorprenden porque piensan que va a ser un sistema más sofisticado y se dan cuenta de que sigue siendo el mismo mecánico que en los años 30”, concluye. Durante la visita, los ciudadanos pueden encontrar diferentes salas donde conviven la tradición y la vanguardia, máquinas históricas y elementos más modernos.

EL DATO: Existen 7.000 millones de combinaciones posibles de bailes de luces, música y colores.

Torre de control de las fuentes mágicas

Miriam Gutiérrez, contable barcelonesa, visitante, por primera vez, de los engranajes de las Fuentes, cuenta: “Tras haber visitado la ruta de las alcantarillas, me enteré de que esto también se podía asistir y no lo dudé. La parte antigua es la que más me ha gustado. Tiene alma romántica”. Por su parte, Elisenda Beato, escaparatista afincada en Barcelona sostiene que lo que más impresiona es la simpleza y a la vez lo divertido de los prismas que hacen que el agua se vea de diferentes colores. “Desde luego las vistas desde la terraza son increíbles. Por un momento me he sentido VIP”, bromea desde lo alto de la torre de control. Así mismo, también visita el paisaje subterráneo Lara Pérez, una maestra de primaria que sugiere hacer las visitas más a menudo ya que “las listas de espera son muy largas”. “Yo introduciría alguna anécdota más histórica o personal, que eso siempre ayuda a transportar a la gente en el tiempo”, añade la docente. El guía de la ruta, Josep Torrent, por su parte, opina que esta iniciativa sirve para mostrar a la gente en qué gasta el gobierno parte de su dinero. “La gente viene a pasar un rato agradable y no me entretengo con datos técnicos pero los ciudadanos cada vez son más críticos y quieren saber más. Es una actividad con buena acogida por los barceloneses y que sin duda seguirá teniendo éxito en el futuro”.

Fotografías: Silvia Sánchez y Alfredo Arce

Anuncios

One thought on “Tras la magia de la fuente de Montjuic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s