Hogar, dulce hogar

Volver a casa siempre tiene su encanto, conlleva sus emociones…
Al principio cuesta volver, porque ya te has acostumbrado, ya tu nuevo hogar forma parte de tus nuevas costumbres, ya no eres una guiri más…
Cuando coges el avión, y tienes aquel nudo en la garganta, aquella sensación horrible, que casi te impide irte. ¿Por qué me voy?  No lo sabes, la verdad es que ni estás convencida. Siempre te ha costado partir, dejar tu nueva casa.

Pero llegas, y todo cambia…el primer día quizás es el más difícil, tienes que volver a coger aquella rutina…¿Cómo era mi rutina?
Poco a poco retomas el contacto con tu hogar, te sintonizas con el ambiente que te rodea…Descubres que ahí todo es como más fácil, que la mentalidad -y si queremos también la malaleche- se parece mucho más a la tuya…Te das cuentas que los amigos de una vida, los que tanto te cuesta no echar de menos, ahí están, ahí para ti…todos.
Y nada ha cambiado.

Abres los ojos y esto es lo primero que ves…

flores
Casalecchio di Reno (Bologna) – Italia Foto: Baly Panno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s