Eppur si muove

Eppur si muove
“Y, sin embargo, se mueve” por Galileo Galilei. Foto: http://www.xarxatic.com/

“Todos somos espías del planeta por instinto”. Con esta frase tan evocadora, atrapaba ayer la atención de sus alumnos, Jordi Serrallonga, naturalista y profesor de la UAB que imparte la asignatura La aventura de la ciencia en la IV edición del Master en Periodismo de Viajes. La curiosidad, una de las diferencias entre los humanos y los animales.

Como seres humanos, nacemos con un disco duro que vamos completando con informaciones durante la travesía de la vida. Del mismo modo, el resto de mamíferos también emprende un viaje continuo a lo largo de sus días, pero a diferencia de ellos, nosotros somos inválidos cuando vemos por primera vez el mundo, y vamos aprendiendo a través de la socialización y de la imitación de nuestros semejantes. Por tanto, todos somos viajeros pero vivimos el viaje de diferentes maneras.

El hilo conductor entre el mundo animal y humano es la CURIOSIDAD de conocer algo, la NECESIDAD de empujar este viaje vital hacia una explicación lógica, de saber más.

Sin embargo, algunos viajes se presentan más peligrosos que otros, como testimonia el relato de muchos exploradores a lo largo de la historia. “La ciencia es un discurso lógico que trae novedades, que supone cambios conceptuales y que por tanto implica romper las reglas de lo establecido. La ciencia es peligrosa”, sostenía Serrallonga.

Ciencia vs Religión
Muchos han sido los personajes ilustres que debido a sus viajes han desarrollado una visión científica del mundo, enfrentándose a rígidos puntos de vista que permanecían en los siglos. Desde el famoso Copérnico, defensor de la teoría heliocéntrica que suponía una rebelión tremendamente atrevida para su tiempo contra la conservadora y religiosa visión que suponía la teoría geocéntrica de Tolomeo, hasta el alemán Humboldt, que plasmó sus conocimientos aprehendidos durante sus viajes de norte a sur por los continentes de África y América y el transformismo del Conde de Buffon. Otro de los conflictos más importantes a nivel científico, lo protagonizó el Caballero de Lamarck, considerado como el padre de la evolución, que cuestionó fuertemente la visión catastrofista de George Cuvier, creacionista y ferviente defensor de una teoría que aseguraba que las especies no habían surgido por evolución si no que cada una existía de manera independiente y eran resultado de una serie de diluvios provocados ad hoc por la gracia divina de Dios.

Charles Darwin fue quizás el mayor ejemplo de cómo el conocimiento influye en la conciencia  colectiva que ve el mundo creado por voluntad divina. Fue su curiosidad, llevada a su máximo exponente durante su gran viaje a las Islas Galápago, a lo largo del que anotaba cualquier impresión, aún la más absurda, sobre las plantas y los animales de la zona, la que permitió modificar sus indiscutibles teorías sobre el funcionamiento y el origen del mundo. A la salida de la “Teoría de la Evolución”, Darwin ya no es el inocente estudiante de teología de Cambridge, sino es el Darwin del que aún hablamos y estudiamos en nuestros días. En su obra expone por primera vez ideas revolucionarias, temibles para la sociedad de la época: aunque la mayoría de la población era analfabeta y el acceso a la divulgación científica estaba limitado a unos pocos privilegiados, el camino empezado por el científico da un corte radical, casi anárquico, al statu quo de la época, lo que generó enemigos y equívocos en el curso de los siglos.

El mundo era aún demasiado joven para enfrentarse a la realidad pero una gran revolución humana estaba a las puertas. “Eppur si muove” o lo que es lo mismo, “Y sin embargo, se mueve”, afirmaba en su día Galileo Galilei en un leve susurro para que no lo tomaran por loco refiriéndose al movimiento de la Tierra en torno al Sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s